UBUNTU, yo soy porque nosotros somos…

Los niños/as han sido protagonistas en mi vida y en mi actividad profesional durante varios años.
En estos últimos años, sin casi darme yo mucha cuenta, mi camino se ha dibujado de otra forma y he ido acercándome más a esos niños/as que están “durmiendo” en cuerpos de adultos. Con la preparación de mi nuevo taller sin querer…se han despertado algunos recuerdos y algunas historias infantiles …mías pero sobre todo de niños/as de carne y hueso que un día se pusieron delante de mí, me miraron con sus vivos ojos y que tanto me enseñaron. Niños/as con grandes heridas y carencias y que sin embargo me entregaban tanto. Niños/as tan pequeños y tan sabios…

Y hoy, pensando en qué compartir con vosotros/as, que os hiciera conectar con vuestro niño/a interior, me vinieron todos “mis niños/as” a la cabeza y también llegó con gran ímpetu esta bella palabra que tanto significa para mi. Niños/as pobres (pobres…pobres de “riqueza”) que nos aportan un legado tan grande. Esta noche os quiero regalar esta historia tan sencilla y este aprendizaje tan grande…

“Un antropólogo estudiaba los hábitos y costumbres de una tribu en África, y porque siempre estaba rodeado de niños de la tribu, decidió hacer algo divertido entre ellos, lograron una buena porción de dulces en la ciudad y los pusieron todos en una canasta decorada con cinta y otros artículos, y luego colocaron la cesta debajo de un árbol.

Luego llamó a los niños dispuestos para el juego, cuando dijera “ahora” ellos deberían correr hasta aquel árbol y el primero en tomar la cesta sería el ganador y tendría el derecho a comerlos todos él solo.

 Los niños fueron colocados en fila, esperando la señal.  Cuando dijo “¡Ahora!” Inmediatamente todos los niños se tomaron de las manos y corrieron juntos hacia la cesta. Todos ellos se reunieron y comenzaron a dividir los dulces, y sentados en el suelo comían felices.

El antropólogo fue a su encuentro y preguntó indignado porqué habían ido todos juntos, si sólo uno pudo haber tenido toda la cesta.

Entonces fue cuando respondieron: “UBUNTU” ¿Cómo uno de nosotros podría ser feliz si todos los demás estuvieran tristes?”

Ubuntu significa: “Yo soy porque nosotros somos”

ubuntu

“Una persona con Ubuntu es abierta y está disponible para los demás, afirma de los demás, no se siente amenazado cuando otros son capaces y están bien, porque es seguro de sí mismo ya que sabe que pertenece a una gran totalidad, que se disminuye cuando otras personas son humilladas o menospreciadas, cuando otros son torturados u oprimidos”

Que mejor plan para iniciar una nueva semana que cultivar nuestro UBUNTU…

Niños/as alegres y compasivos. Confiados y disponibles, salgan a pasear. No sean tímidos ni temerosos. El mundo es mejor si todos vosotros/as camináis corriendo y jugueteando por él. Quizás tienes alguna lección que aprender para poder atreverte a abrirte al mundo. No te demores, estate alerta y busca una mano sólida que te acompañe… pero no te rezagues demasiado, hay caminos que se borran… y luego ya nunca vuelven…

Buenas noches corazones, es hora de dormir…Dulces sueños….

Marta Gómez de la Vega

Psicóloga-psicoterapeuta Humanista Integrativa

Directora del Instituto Galene Murcia

http://www.galenemurcia.es

Anuncios

One thought on “UBUNTU, yo soy porque nosotros somos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s