CARMEN. Experiencias de duelo.

Cuando te enfrentas a una pérdida reciente es muy difícil ver que a largo plazo esta pérdida puede suponer una oportunidad de crecimiento personal. La crisis que conlleva muchas veces esa pérdida puede, indudablemente, dar paso a un camino de descubrimiento personal que culminará en el nacimiento de una nueva persona,  llena de renovadas fortalezas y esperanzas.

Puede que ahora mismo te parezca imposible creer que esto sea posible. Quizás estás inmerso en el dolor y éste no te permite contemplar todas las posibilidades. Pero yo te aseguro que se puede. Lo he vivido personalmente y además acompaño en el proceso a muchas personas que viven en primera persona, que  tras el paso del tiempo y el  “trabajo” necesario, otro sentir es factible. Que es posible que las nubes se disipen, que los rayos de sol se cuelen, primero tímidamente, para dar paso a irradiar con intensidad. Esos nuevos rayos de sol nutrirán y alimentarán esa semillita que en tu corazón frágil y escondida se quedó. Esos cuidados que te irás proporcionando,  permitirán a la semillita convertirse en una bella flor. Esa flor siempre será parecida a otras…,  otras que ya conoces, que tuviste antes, que crecen en la casa de al lado, en el pueblo que visitaste. Aparentemente pueden ser iguales, pero no…. esa linda plantita que crece tierna en tu corazón es auténtica, especial, merece tu cuidado y atención y siempre, siempre te recordará que unos marchan, pero una nueva vida llegará. Ánimo, yo estoy contigo!!!

DSC_0050~2

CARMEN

C oraje

A mor

    R ebeldía

M adre

         E nfermedad

     N egación

Coraje de vivir, coraje al morir.

Tu ejemplo me nutre y tu contraejemplo me estimula.

Aprendí a rebelarme, tal y como tú lo hiciste en su día.

He mirado tus aciertos y también tus errores y gracias a ello deseé ser mejor persona.

Como madre te sentí y al convertirme en madre volví a mirarme en tus ojos y en esa luz chispeante que arrojaban se trasladó a mi mirada que anhelaba seguir tu ejemplo.  Recibí todo lo que supiste darme y con ese amor como estímulo me adentré en el maravilloso e incierto camino de la crianza de mi hijo.

Cierro mis ojos y los tuyos sigo viendo y sigo anhelando.

La enfermedad me los arrebató y yo negué mucho tiempo mi dolor, el que tu pérdida me provocó. Hoy ya no niego las luces y las sombras que en nuestra corta vida juntas albergamos.

Gracias por todo lo que me diste, por la grandeza de ese amor que me acunó todo el tiempo.

Te perdono, mamá. El que sin saberlo, me dañaras.

Tu lucha en la vida fue ejemplar, pero en el camino, algunas heridas ocasionaron. Hoy estoy sanando y ha sido gracias a tu ausencia cuando yo he tenido valor para mirarme dentro y reconocerTE, y reconocerME.

Tu presencia me dio la vida y tu ausencia la transformó.

Gracias mamá, por lo que me diste y por lo que sembraste en mí y que hoy estoy abonando cuidadosamente para que florezca en mí con mayor belleza.

Estoy transformando nuestra lucha también en disfrute y lo estoy logrando mamá. Hoy tu luz permanece guiando mis pasos y me consuela. El vacío está más lleno de aprendizaje y esperanza.

Tu pérdida fue la prueba más dura que tuve que pasar pero he salido reforzada. Esta experiencia la he integrado y forma parte del sentido de mi vida.

Mi experiencia, la nuestra, está al servicio de acompañar en el dolor a otros/as. Mi experiencia de soledad me sirve para desear acompañar a otros/as a que busquen la forma de llenar su vacío.

¿qué te parece mamá?

No está mal…¿verdad?

Un abrazo fuerte a todos/as los que estáis creciendo en el camino del duelo….

Marta Gómez de la Vega

Psicóloga-psicoterapeuta

http://www.galenemurcia.es

Anuncios

5 thoughts on “CARMEN. Experiencias de duelo.

    1. Nunca pensé que iba a abrir mi interior y convertirlo en un escaparate a la vida. No obstante es importante compartir. La experiencia compartida es la que nos une a pesar de la distancia. Es la que nos humaniza y la única que es posible si queremos que el amor sea el motor del cambio. Gracias por leerme y gracias por tus palabras de aliento. Gracias por estar ahí recibiendo y dando también. Un abrazo grandeeeeeeeeeeeee

      Le gusta a 1 persona

  1. Querida MArta:
    Comenzando por tu sentir auténtico es como avanzas por el camino de la psicoterapia. Pocas cosas tan auténticas he leido como este artículo.

    Con este sentir todas las personas que crecen a tu lado pueden estar tranquilas y reposar en tí.

    Un abrazo. Jesús Mena

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s