Pinceladas de violencia. El acoso laboral

¿En el entorno laboral  reconocéis  estas conductas?

Imagen3Imagen2Imagen1

¿Esto es violencia?

¿Alguien responde negativamente?

¿Qué representan estas imágenes?

VIOLENCIA. La violencia producida en los entornos de trabajo y que se llama acoso laboral.

Las imágenes anteriores reflejan distintas situaciones violentas;  violencia verbal, carga de trabajo, violencia en el trato.

El ACOSO LABORAL es un  problema de violencia psicológica. Violencia que no es explícita, pero que por ello no pierde su carácter violento. Es una violencia encubierta, soterrada, de la que muy pocos hablan, de la que es muy difícil ser consciente. Una violencia que  en los mismos  entornos de trabajo se niega. Es una violencia que actualmente afecta en España, según las estadísticas, a un 20% de la población activa.

En relación al acoso laboral, de lo que yo quiero hablaros hoy es de la INOCENCIA.  El acoso laboral suele tener éxito y se mantiene porque la persona finalmente se siente culpable.

Y yo TE DIGO, a ti, que estás sufriendo

ojos-amenazantes-2No has hecho nada para recibir este tipo de trato. No hay ninguna razón que justifique lo que estás pasando, no tiene nada que ver contigo, con tu persona, sino que está relacionado con el agresor, con cómo es el agresor. Hagas lo que hagas puedes sufrir acoso laboral, porque no depende de ti, sino depende de la visión que tiene el agresor de ti, la AMENAZA QUE TÚ SUPONES PARA ÉL.

Esto es muy importante, el proceso de acompañamiento terapéutico será un proceso en el que la persona pueda re-construir su identidad de INOCENTE.

Es el/la agresor/a el que tiene que empezar a ser analizado. El/la agresor/a normalmente tiene una personalidad narcisista y paranoica por lo que nos encontraremos con  es una persona con muy poca empatía, poca capacidad de entender, de comunicación afectiva, son personas inflexibles, rígidas, prepotentes y arrogantes y presumidas. Su déficit de autoestima lo compensan con conductas que les proporcionan sentimiento de poder sobre la víctima. Son personas desconfiadas, hipersensibles y susceptibles y lo que hacen es acosar a aquellas personas que les hacen sentir en peligro. El/la agresor/a valorará que eres una persona que puede poner en peligro su puesto de trabajo, su seguridad, su imagen y entonces iniciará el proceso de acoso. Normalmente, por contra de lo que habitualmente se piensa, la persona acosada no tiene que ser una persona débil, enferma… El acoso no es debido a una “fragilidad” mental, una incompetencia personal o profesional sino todo lo contrario. Está demostrado que el perfil mayoritario de las personas que sufren acoso laboral es el de una persona responsable, competente, con reconocimiento de su valía, que ha progresado o que ha sido previamente reconocida en la empresa.  No es el mal trabajador/a el que sufre acoso sino todo lo contrario, el/la buen trabajador/a, las buenas personas son las que reciben la agresión.

La definición de acoso laboral o mobbing es un “continuado y deliberado maltrato verbal o modal que recibe un trabajador/a de otros/as, con vistas a reducirlo, someterlo, apocarlo, amilanarlo, o destruirlo psicológicamente y que consiste en un comportamientos de hostigamiento frecuentes, recurrentes y sistemáticos contra él o ella” (Iñaki Piñuel)

El acoso es un atentado contra la dignidad del trabajador/a, no se trata de un conflicto entre personas, no se trata de una incapacidad de gestionarse el trabajo, no es que la persona sea blanda y se estrese con facilidad, no es una cuestión de que la persona  no se pueda gestionar el tiempo, ni que sea débil porque no puede hacer varias funciones y no tolera la presión. No, no se trata de eso. No se trata de interpretaciones varias, se trata de conductas concretas de mal trato y que están dirigidas a conseguir un objetivo, el que la persona ABANDONE su puesto de trabajo.

El/la agresor/a muchas veces logrará su objetivo porque ese hostigamiento genera un debilitamiento en la autoestima y en la confianza de la persona y serán las emociones de culpa y vergüenza las que fundamentalmente irán minando la capacidad de reaccionar de la persona. Se va generando un proceso de indefensión en el que la víctima termina creyendo aquello que le están haciendo creer.

No es fácil. No.

02-Soledad A todo esto que hemos mencionado hay que añadirle un problema más y que a mi parecer complica enormemente el proceso de recuperación. LA SOLEDAD es devastadora.

Una gran soledad que empieza en el entorno de trabajo, por los compañeros/as que no entienden, que tienen miedo, que no apoyan, continúa en la familia que muchas veces tampoco entiende como esa situación se está produciendo. Tampoco a nivel institucional hay un dispositivo eficaz de apoyo en torno a las víctimas de acoso laboral.

Ni sindicatos, ni Asociaciones Profesionales,  Entidades de prevención de riesgos laborales, ni en Salud Mental están poniendo en marcha mecanismos eficaces de acompañamiento. Como mucho, nos encontramos protocolos de “detección” y “denuncia” que luego a nivel práctico se quedan “vacíos”.

La sociedad también hace como que no ve el problema. Reconocer estas situaciones de violencia pone en peligro nuestra “seguridad” en el entorno de trabajo. La indiferencia, la invisibilización de este problema es un mecanismo de defensa que ponemos en marcha para  reducir nuestro conflicto interno y poder mantener esas creencias   “cada uno tiene lo que se merece”, “existe justicia social” que nos garantizan ese sentimiento de pertenencia y seguridad dentro de nuestra sociedad.

La víctima tiene un grave problema para sanar y es la SOLEDAD

Tú, si has sufrido o estás sufriendo acoso laboral quiero decirte que no estás sola.

Te ofrezco mi apoyo.

Este programa de apoyo a las víctimas de acoso laboral es por y para ti.

Yo creo en tu inocencia y caminaremos juntas para que poco a poco tú lo sientas también.  En ese momento, podrás afrontar la situación de acoso de una forma más proactiva y positiva y lograrás vencer.

Un abrazo

Marta Gómez de la Vega.

Más información en instituto@galenemurcia.es

Psicología y psicoterapia Humanista Integrativa

Anuncios

4 thoughts on “Pinceladas de violencia. El acoso laboral

  1. Me parece importantísimo trabajar ese sentimiento de culpa que se genera en la víctima a la par de trabajar para que salga de ese papel que está representando en la dinámica de la empresa..
    Me ha encantado tu entrada y estoy seguro que tus pacientes tienen mucha suerte de haberte encontrado…
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Guillermo por tu opinión y apoyo. Ojalá sea útil esta entrada y las siguientes que iré escribiendo para romper ese círculo de aislamiento y que las víctimas puedan sentirse acompañadas y así poder hacer frente al acoso. Trabajaremos para ello!. Un abrazo

      Me gusta

  2. Muy buena tu aportación y el enfoque que le has dado. Junto a la soledad, destaca la doble victimización a la que las victimas estan expuestas al responsabilizarles y culparles de la situacion y/ o de la permanencia de la misma, centrando asi el foco en la victima y no en el agresor. Estoy segura de la calidad de tu apoyo y de como éste será eficaz para acompañar a la victima de agresión a salir tanto de la situación de acoso como del rol de victima. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s