El árbol de los recuerdos.

el arbol recuerdosY hoy os muestro un bonito cuento. Mi última adquisición. Un cuento sobre el duelo. En el cuento el zorro fallece pero si vamos un poco más allá en el zorro podemos encontrar a muchas personas, cosas, relaciones, deseos… que mueren… que terminan….que desaparecen. Es un bonito cuento que muestra el valor del recuerdo, como no se puede pasar página si no enfrentamos la emoción que tenemos por esa pérdida. El cuento refleja la importancia de la gratitud, el expresar las emociones positivas y elaborar la pérdida mostrando y nunca ocultando. Evocar esos recuerdos, ponerle palabras a la emoción que nos generan son aspectos muy sanadores. También se muestra la importancia de los ritos que nos ayudan a generar estos momentos de expresión emocional para poder ir elaborando el dolor de la pérdida. Para mi gusto falta en los cuentos sobre duelo hablar de las emociones “duras” como la rabia, la verguenza, la culpa y el miedo… pero vamos, a eso le llevo dando un tiempo vueltas…a ver dónde llegamos…. ¿Has leído este cuento? ¿qué te parece que haya cuentos que traten la temática del duelo? ¿tú los usas con tus hijos/as? ¿te gusta como adulto leer estos cuentos? ¿qué te movilizan? Estaré encantada de leer tus comentarios! me ayudan a avanzar en mi próximo proyecto que os enseñaré a su debido momento. GRACIAS por vuestro apoyo.

Había una vez un zorro que vivía con muchos otros animales en el bosque.

Zorro había tenido una vida larga y feliz, pero ahora estaba cansado.

Muy lentamente, se dirigió a su lugar favorito en el claro del bosque.

Miró a su alrededor, observó su querido bosque una última vez y se tumbó.

Zorro cerró los ojos,

respiró profundamente

y se quedó dormido para siempre.

Todo alrededor de Zorro estaba tranquilo y en paz. La nieve comenzaba a caer con delicadeza, cubriendo su cuerpo con un suave manto.

Uno a uno, los amigos de Zorro fueron llegando hasta el claro del bosque.

Primero, Ardilla y Comadreja, luego Osa, Ciervo y Urraca, y finalmente,

Coneja, Ratón y otros se fueron sentando a su alrededor.

Todos querían a Zorro. Siempre había sido bueno y cariñoso.

Ninguno podía imaginar la vida en el bosque sin él.

Los animales permanecieron silenciosos durante mucho tiempo.

Buho fue el primero en hablar.

Sonrió cariñosamente y dijo: “Recuerdo cuando Zorro y yo eramos

muy jóvenes. Cada otoño, jugábamos a atrapar las hojas que caían de los árboles”.

Los otros animales sonrieron al recordarlo.

Ratón susurró: “Recuerdo que Zorro adoraba el atardecer.

Le gustaba sentarse aquí, en este mismo lugar”.

Los animales lo recordaron. Muchos de ellos se habían sentado allí

con Zorro para ver la puesta de sol.

Era un recuerdo feliz, y sus corazones comenzaron a sentirse menos tristes.

Osa recordó que Zorro había cuidado de sus cachorros en primavera.

Coneja sonrió cuando contó la historia de cómo Zorro había jugado

con ella al escondite entre las hierbas.

…..

Mientras los animales hablaban, una pequeña planta naranja comenzó a

brotar de la nieve en el mismo lugar donde Zorro se había tumbado.

Pequeña y delicada al principio, apenas visible, la planta se hacía cada vez

más grande, más fuerte y más hermosa con cada historia.

Durante toda la noche los animales hablaron de Zorro.

Y por la mañana, la planta se había convertido en un pequeño árbol.

Cuando los animales lo vieron,

supieron que Zorro seguía estando con ellos.

Pasaron días, semanas y meses, y los animales

seguían recordando muchas historias sobre Zorro.

Sus apenados corazones comenzaban a sentirse mejor.

Cuanto más recordaban, más crecía el árbol, y más y más grande y hermoso se hacía, hasta que se convirtió en el árbol más alto del bosque.

Un árbol hecho de recuerdos y lleno de amor.

El árbol de zorro era tan grande y fuerte como para acoger a

todos los animales. Siempre está lleno de vida. Entre las hojas,

los pájaros construyeron sus nidos y Buho cuidó de sus nietos en las ramas.

Ardilla encontró un hogar en el tronco. Y Osa, ciervo y Coneja dormían cada día bajo su sombra.

El árbol dio fuerza a todos los que habían querido a Zorro.

 Britta Teckentrup: El árbol de los recuerdos. Nuve Ocho Ediciones y Pepa Montano Editora. Octubre 2013. (Finalista Álbum Ilustrado. Gremio de Libreros de Madrid, 2014) DSC_0158

Anuncios

2 thoughts on “El árbol de los recuerdos.

    1. En los cuentos parece ser que sí…de hecho es una característica específica de este tipo de historias que siempre terminan bien…con el agradecido recuerdo de la figura desaparecida. No obstante en la vida real, esa es la diferencia entre realizar el duelo y terminar con una etapa, una relación (no siempre bien pero en paz) o permanecer atado a la emoción vinculada con esa pérdida. Un abrazo Marcela y gracias por leer mi propuesta.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s