“Creciendo como padres y madres”. Hij@s entre 3-6 años.

jugar-es-la-mejor-extraescolar1

Empiezo este texto con la convicción suficiente para afirmar que todos los niñ@s pueden ser felices  y autónom@s

Todos los niñ@s con el entorno afectivo positivo, un vínculo de apego seguro y un acompañamiento adecuado pueden crecer con la confianza necesaria en su entorno y en sí mismos. Una confianza que será de gran relevancia para poco a poco ir desarrollando las competencias que tendrán que ir adquiriendo para afrontar con éxito las distintas etapas de su vida: concentración, motivación para el aprendizaje, comunicación efectiva y positiva, interacción positiva con iguales, profesores, padres y madres, resolución de conflictos, optimismo, etc.

Para poder acompañar a nuestros hij@s adecuadamente y también ajustar nuestras expectativas respecto a lo que podemos esperar de ell@s hoy quiero exponeros las necesidades más relevantes que caracterizan las distintas etapas evolutivas.

Vamos a empezar por la etapa de 3-6 años; caracterizada por la necesidad del niñ@ de adquirir una identidad propia y también experimentar el poder personal.

En este sentido nuestros hij@s necesitarán fundamentalmente:

  • Afirmar su identidad separada de los demás
  • Aprender los límites del poder personal
  • Descubrir el efecto en los otros y el lugar que ocupan en los grupos
  • Practicar comportamientos socialmente aceptados
  • Descubrir y tomar conciencia de su cuerpo y de su identidad sexual.
  • Experimentar momentos de fantasía, idealización e imaginación
  • Necesidad relacional de ser singular, original, único y

Teniendo en cuenta estas cuestiones nuestra vida en casa puede llegar a ser bastante más placentera. La “batalla” no es necesario empezarla tan pronto si aceptamos que las continuas negativas de nuestro hij@ indican que la cosa “marcha por el buen camino”. Si le damos el espacio necesario para que nos reten, nos pongan a prueba (y a sí mism@ también) el niñ@ irá confiando en sus capacidades personales. La seguridad que le proporcionará el que nosotr@s le dejemos hacer generará una emoción de poder en el niñ@ de gran valor para seguir madurando.

Es momento de dejar crecer a nuestro hij@, aceptar que no siempre tendremos razón, que ell@s ya tienen criterio propio y pueden ver las cosas de distinta forma. Tenemos que dejarles equivocarse y aprender desde la experiencia. No se trata de dejarles hacer lo que quieran sino poner unos límites (pocos y claros), unas responsabilidades acordes con la edad y el resto… dejar hacer y acompañar en el resultado. Tarea difícil en una sociedad en la que se nos ha enseñado que los mayores tenemos el poder de saber lo que los niñ@s necesitan.

Igual que confiamos en el bebé y el bebé confía en su mamá, cuando van creciendo también tenemos que seguir confiando en ell@s. La confianza que depositemos en ell@s se traducirá en dejarles libertad de SER, SENTIR y HACER por ell@s mismos. Dejarles fantasear, imaginar, crear. Dejarles relacionarse, triunfar y fracasar en sus diálogos y así reconocerse en ell@s y en el otro, pudiendo elaborar así la imagen de sí mismos en relación al mundo en el que viven.

Si nos visualizamos como unos padres que acompañan todo irá bien. “Acompañar”, significa respetar, aceptar los ritmos y las diferencias que ello@s (a pesar de ser pequeños) nos van a plantear.

Para ello, también tendremos que aprender nosotr@s como padres a escuchar, a no hacer las cosas por ell@s, a no sobreprotegerles, a no actuar con nuestros miedos, a no juzgar, a volarar los esfuerzos, el camino y no sólo los logros y un largo camino el que tendremos que recorrer para ser padres y madres respetuosos. Sanando nuestras heridas de niñ@s para poder acompañar como adultos,  descontaminándonos de lo aprendido que nos limita la mirada que tenemos hacia nuestros hij@s.

Nuestros hij@s necesitan sentirse amad@s y respetados, con permiso para SER únicos y especiales.

En esta etapa de la vida necesitan recibir mensajes (verbales y no verbales) claros de aceptación y validación.

Te propongo que practiques en casa con tus hij@s los siguientes mensajes (permisos):

“eres estupendo tal y como eres”

“eres valioso”

“eres importante para mí”

“me gusta saber lo que sientes”

“si te equivocas no pasa nada, yo estoy si me necesitas”

¿qué te parecen estos mensajes?

¿están nuestros hij@s a esta edad preparados para entenderlos?

La crianza respetuosa ¿mito o realidad?

Me encantará saber tu opinión.

Hasta pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s